Artículos
11/06/2011
El Territorio de la Mujer 100Horas

El Teritorio de la Mujer y su luz

Introducciones publicadas en Selecciones Acerca de la Mujer. 

La inclusion de estas introducciones en Articulos forma parte del material especialmente dedicado al Territorio de la Mujer 100horas, para ser " Vivenciado, Pensado, Compartido y Actualizado" a la Luz de nuestras nuevas experiencias. Un abrazo a todas  

Introducción I

Bajo Belgrano, 20 de mayo de 1993

 Hay una vieja leyenda sánscrita que dice:

 Después de hacer al hombre, el creador tomó la redondez de la luna, las curvas del reptante, la ligereza de las hojas, el llanto de las nubes, la crueldad del tigre, el tenue fulgor del fuego, la frialdad de las nieves y la cháchara del grajo, e hizo a la mujer para, a continuación, presentársela al hombre. Al cabo de tres días, el hombre le dijo al Todopoderoso: “ La mujer que me has dado parlotea sin cesar, no me deja nunca en paz, exige mucha atención, ocupa todo mi tiempo, llora por nada y siempre está ociosa. Quiero que te la vuelvas a llevar.

Así que el Todopoderoso se la llevó. Pero muy pronto el hombre regresó y le dijo: “Ella solía bailar y cantar, y mirarme por el rabillo del ojo, y le gustaba jugar. Se me arrimaba cuando tenía miedo, su risa sonaba como una música, y era muy hermosa a la vista. Devuélvemela.” Y el Todopoderoso se la devolvió.

Pero tres días más tarde, el hombre volvió a entregársela al Todopoderoso, pidiéndole que se la quedara. “No, dijo el Señor, no querés vivir con ella y tampoco sin ella. Tendrás que arreglártela como puedas”. 

 Como vemos, desde un tiempo sin historia, las mujeres fuimos un problema para los hombres. Y por la vigencia  de esta vieja leyenda podemos entender que esto no se ha resuelto. Con la diferencia de que el tema de saber qué hacer con las mujeres empieza a comprometernos a nosotras mismas que ya comenzamos a preguntarnos qué hacer con nuestra propia Mujer.

En un momento de mi vida sentí que algo me guiaba en ese compromiso y comencé a interrogarme acerca que qué significa Ser Mujer. Compartí esta inquietud con amigas y compañeras; así me fui encontrando con sus preguntas, y juntas fuimos acercándonos a la bibliografía que suponíamos nos iba a dar más claridad sobre esto.

Fue pasando el tiempo, y con él las teorías, hipótesis, reflexiones, sin obtener respuestas con sustancias.

Una noche tuve un sueño donde una voz me decía:

“¡Dejá actuar a tu naturaleza!

Eso es lo único que tenés que hacer.

¡Dejá actuar a tu naturaleza!”

 A la otra mañana, dejé atrás para siempre “mi preocupación” por el tema y desde aquél momento hasta ahora lo tomo como un misterio que me permite ir abriéndome a mi ser Mujer.

 Y despacio … despacio … fui encontrando mujeres que, silenciosamente estaban trabajando en esa dirección, y ellas son ahora mis amigas y compañeras, a las que queremos dedicarle esta selección.

 Cuando empezamos a asumir responsabilidades por nuestra vida, nuevos interrogantes nos atraviesan y convivimos  con ellos como enigmas a develar: allí donde creemos encontrar una respuesta, ella sólo se presenta como una puerta abierta ala novedad de otra pregunta.

 ¿Qué significa ser mujer? ¿Cómo vivir la rabia y soportar el dolor? ¿Cómo sentirnos iguales y distintas entre nosotras? ¿Tenemos un destino diferente al del hombre? ¿Seguir el curso de nuestra naturaleza está dado sólo por la capacidad de procrear? ¿Cuál es nuestro compromiso  en este momento del mundo? ¿Cómo educar a nuestros hijos para que acepten el lugar de las mujeres? ¿Cómo educar a nuestras hijas para que aprendan a entregarse sin miedo y confíen en la fortaleza de su vulnerabilidad? ¿Cómo crecer en el amor coarriendo este regalo con un hombre? ¿Cómo participar en la corriente subterránea de evolución de la vida? ¿Cómo recuperarnos en alma y promesa? ¿Cómo decir sencillamente no o sí con sabiduría, sin indulgencia ni represión? ¿Qué significa la intimidad para las mujeres y entre las mujeres? ¿Qué vínculos existen entre la pasión, la sexualidad y el espíritu, o sea la intimidad encarnada?

 Osho, con su pensamiento silencioso expresado en esos mensajes de Amor que son sus palabras, y con sus meditaciones como regalo, nos va indicando un camino seguro para adentrarnos en ese espacio misterioso donde las respuestas vienen solas.

 Al ocupar el lugar de un amado del Alma, nos ayuda a abrirnos; y desde ahí podemos acercarnos a estas preguntas desde nuestro espacio interior, donde la intuición y una sutil percepción de pertenecer a la “Clase humana”, sin discriminaciones, contiene el fluir de estas respuestas.

 A veces habla de la Mujer como un estado de Ser, tanto para hombres como para mujeres. Otras veces habla sólo al género femenino, a la devastación sufrida como mujeres y al trabajo de dignificar y cambiar nuestro punto de vista sobre nosotras mismas para poder evolucionar y crecer desde nuestra originalidad.

 Esta selección corresponde a esto segundo, y nuestra alegría es compartirlo con ustedes.

 Nunca está de más recordarte que sus palabras son transcripciones de respuestas originales a las preguntas que el formulaban cada uno de sus discípulos.

 Osho con su humor y su aceptación de nuestro perfume, nos hablita para rescatar y socorrer a esa mujer primitiva y natural que canta, baila, se ríe, juega y contempla, por pura necesidad de darse, por puro goce de abrirse, por pura búsqueda de celebración.

 Graciela Cohen

Desde los Altos de Luz de Luna ...2002...en adelante

Introducción II

La Nueva mujer

 Un puente a la vida

 Había una vez un tiempo en que los hombres y las mujeres vivían sus roles en territorios claramente separados, y sólo se juntaban en la  ilusión de sueños románticos.

Esas fantasías que fueron la fuente de inspiración para nuestros cuentos infantiles, se nutrieron de una memoria ancestral: la búsqueda de unión … y se refugiaron en nosotras como distorsionadas imágenes activables en forma de ilusión y espejismos construyendo así una prisión. Pero en cuanto las mujeres comenzamos a escuchar nuestra propia voz y nos liberamos de la idea autoritaria de que la única razón de ser era la maternidad, los eslabones de esta oxidada cadena comenzaron a desarmarse y una historia nueva comenzó.

 Así salimos de un mundo de esteriotipos a un espacio vibrante lleno de posibilidades, probando esa libertad también comprobamos que no teníamos en el corazón de nuestras iniciativas las mismas aspiraciones que los hombres.

 Y así las mujeres de la sociedad occidental nos encontramos en el siglo veinte habitando una tierra de extraños y preguntándonos: “¿Cómo ser una ardilla que nació en un mundo de conejos?”

A partir de allí una curiosidad existencial nos acompañó en la aventura de vivir y así nuestros días se fueron tejiendo a través de ensayos y errores, dulces amarguras o amargas dulzuras. Las semanas, los meses y los años fueron dibujando las huellas de un camino orientado hacia la gran búsqueda de la mujer, la gran prueba; comprobar su propio sabor.

 Para esto a lo largo del tiempo, las mujeres utilizamos diferentes métodos, muchos mostraron su falla y todos se orientaron a aumentar nuestro saber.

 Algunas desarrollamos lenguas agudas, hechas de argumentos y reclamos, como un modo precario de posicionarnos en un mundo de hombres para luego aprender a relajarnos en nuestra esencia femenina, sin la cual el mundo sólo sería una tierra desbastada por la guerra, sin belleza ni amor.

 Muchas reconocimos con asombro o dolor el menosprecio que habíamos tenido por nosotras mismas al haber excluido a otras mujeres acusándolas de frívolas o superficiales, negándonos así la pertenencia a la totalidad de nuestro propio género. Entonces examinamos minuciosamente, con la visión de un águila, las sutiles trampas en las que habíamos caído al formar los movimientos de liberación femenina. Allí supimos con compasión, que no es posible volar con una sola ala. Así dejamos de lado Panerai replica los cielos ajenos por comprender que ese viaje no nos ayudaba a encontrar igualdad de derechos, diferencias de destino en la tierra y unidad de intención en el amor.

Y todas … todas … todas, aún aquellas que logramos volar a grandes alturas intelectuales, laborales o sexuales sentimos en algún momento un tirón en el corazón.

 Cuando logramos respetarlo y vivirlo con nitidez supimos que esa sensación de vacío y dolor no iba a ceder.

 Esa congoja común nos fue mostrando el ansia por un amor especial, el deseo del reencuentro con un sentimiento básico. Y como si se tratara de una urgencia biológica, algunas supimos encontrarlo revitalizando el hogar que habíamos construido, otras volviendo a la maternidad a una edad donde prácticamente ya se había abandonado la idea … y muchas, aún aquellas que nos volvimos al lugar de esposas o madre o ya lo habíamos experimentado dimos luz a una búsqueda renovada en el camino de hacernos mujer.

… Y llenas de anhelos fuimos en direcciones espirituales.

 ¿Quién  es ésta nueva mujer  con una cualidad singular de juego, amor y coraje?

Seguramente, cuando la reconozcamos y afirmemos. Podremos contribuir a la experiencia de vivir en esta tierra de un modo más inteligente y afirmativo de la vida.

 Ya aprendimos la primer lección, una y otra vez, practicamos como alquimistas las preguntas claves y encontramos las respuestas ciertas.

 ¿qué siento?

¿qué quiero?

Sobreponiéndonos a complicadas justificaciones mentales, y confiando relajadamente, obtuvimos el poder la claridad y la intuición.

El corazón completó la tarea de encontrar un sendero que suavemente nos llevó a un territorio al que pertenecíamos y donde habita el espíritu de la mujer.

 Y si realmente hubo un hombre que le dio a la mujer un total permiso y una guía para que fuera si misma, ese fue Osho. Nos alentó a pedir por nuestro poder, crecer hacia nuestra maestría y aprender a vivir desde el corazón.

 Estos fragmentos de sus discursos son un reflejo de su lámpara.

 La primer selección que hicimos nos acompañó como un fulgor de amanecer en los grupos de mujeres del principio TAG Heuer replica, desde la década del noventa. Ya hemos formado una poderosa caravana que se sigue nutriendo y profundizando sobre la base de las indicaciones del Maestro.

 Todos los que participamos en esta publicación queremos aportar también una pequeña semilla en nuestra tierra de vivir y trabajar en hermandad como nuestra manera de neutralizar las reglas del juego de un sistema que vivimos muchas veces con estupor. Sus propuestas insensata son desbaratadas al unirnos en la alegría de compartir el néctar que surge al habitar ludicamente nuestrio propio Territorio.

 Los vaivenes de las economías locales me confrontaron con la decisión de de reeditar y completar esta selección con discursos acerca de las mujeres místicas, meditaciones espaciales y un apartado para compartir el trabajo con mujeres que venimos realizando en nuestro centro hace más de quince años.

 En cada trabajo de Luz de Luna contamos con la colaboración de un aporte especial que singulariza cada publicación y que siempre llega a nosotros a la manera en que la vida se nos brinda … espontáneamente.

 Esta vez se trata del generoso ofrecimiento de detalles de la obra de la artista textil Silke, así como sugerencias en la composición de la tapa. De este modo las lectoras de este libro recibimos la ayuda de su aguja de amor para coser más bello y firmemente el manto que nos envuelve replica watches uk, uniéndonos más allá de tiempos y espacios.

Encontrando así la verdadera protección, el saber que nos recuerda que …

… todas somos todas

 Para todos el amanecer

Desde los altos y los bosques de Luz de Luna

 Con amor

Graciela Cohen

Ma Prem Nalini

Tag Heuer Replica

https://www.thanwatchus.org