Artículos
01/05/2004
Murgas en Buenos Aires

Graciela Cohen, marzo 2004.

En febrero nos quedamos trabajando en Buenos Aires esto me dio la oportunidad de recibir a nuevos participantes en los grupos y con ese tiempo más relajado del verano también me moví por la cuidad. Así tuve la alegría de compartir el trabajo de las murgas que las noches de sábados y domingos de febrero visitaron mi barrio en su travesía por los barrios.Air Max pas cher A ellas quiero dedicar nuestra tarea de marzo ya que en el desfile de las murgas reconocí un espíritu familiar con nuestra propuesta: nos curamos de la locura cuando logramos despertar un sentimiento de pertenecer a la misma humanidad.
Buda definió ese saber en cuatro palabras: “Aquello que nunca muere”. ¿Y qué es aquello que nunca muere? La parte que contenemos y que está más allá de la muerte sin negarla y que expresamos al reír, llorar, amar y tomar la dignidad de nuestro destino en el vivir y el morir. Anulamos así la típica negación de la muerte de la sociedad de masa y escapando por la puerta principal a la razón enajenada que constituye la conciencia anónima.

Las murgas están organizadas en base al respeto del tiempo y nos muestra como todas las generaciones son contenidas en la comuna humana, y así los más grandes guían a los más chicos, privilegiando el sostén de los otros al show narcisista. Una comuna nómade con estilos locales y un diseño común que liga barrios, unifica banderas y balancea expresiones esenciales.
En ellas vi logrado un corazón colectivo, primitivo y radical en acción. Ese corazón genuino que nos conecta con la raíz necesaria para rescatar la pasión y transformar la nostalgia en esperanza y la impotencia en canción Air Max 2016... ese corazón alegre de alma de murguero que sirve de vasija para armar el círculo mágico dentro del que podemos curar nuestros pies, manos y ojos, restituyendo vida real a esa trinidad fundamental ... pies, manos, ojos ... caminos, los otros, la visión.

Bendecimos las murgas porque allí cada uno vuelve a tener un nombre propio y Andrés, Gastón o Laura son sostenidos por los otros en cada murga misteriosa, mágica y existencial. Escribo aquí la palabra misterio porque algo así me envolvía cuando me preguntaba al ver a "Los rengos del Bajo" ¿de qué fuerza la vida les da estas danzas si el destino les dio esos cuerpos? me parecían mágicas cuando me inmantaba de formas y colores con "Los alucinados de Palermo" y al verlos reír y reír en sus extáticos encuentros y reencuentros circulares me preguntaba ¿irían a ser solitarios que muestran semejante alegría al estar juntos? ... las concluía existenciales por la alegre y sincera declaración del desdentado director de "Ilusiones del Tigre" cuando nos confesaba ser una especie de excepción al decirnos: "Según algunos; dios le da pan al que no tiene dientes; y como pueden ver a mi no me dio pan ni dientes, pero me dio un alma de murguero que compensa lo que me falta".

La murga nos da una clave: permanecer ... va permaneciendo cuando aparece en medio de la noche, transcurre y permanece, se va y permanece ... y así el presente toma cuerpo en nuestros cuerpos, el tiempo del reloj se vacía, el espacio se llena y el sentimiento ocurre. Pura alquimia en la fuerza comunitaria.


A las murgas como a mi, no nos gustan los finales, los alargan,cheap replica watches recrean y convierten en un principio. De ese modo ritual re-tenemos lo esencial.

Con esta fuerza única que da lo nuevo cuando nace de un pasado reciente le sacamos la careta a esa mentira establecida que nos persigue metiéndonos la idea-cuco de que solo existe un final que es una muerte que mata ... y entonces cuando las murgas se van lentamente entendemos otros finales .... que son antesalas de principios y nos damos un tiempo para descansar en nuestro rostro original ... entonces muestras sonrisas y ojos brillantes aparecen una y otra vez acompañando despedidas y así sabemos que la alegría es una promesa cierta y volvemos a ser anfitriones del retorno del eterno retorno ... de "aquello que nunca muere".

Entonces a los Audaces, Desfachatados, Alucinados, Guardianes, Rebeldes, Ilusos, Cometas, Quitapenas ... murgueros de todos los barrios va nuestros saludos sinceros desde este barrio meditativo,Grey Nike tn existencial misterioso y mágico llamado Luz de Luna.

Graciela Cohen